Desventajas del branding: cuidado si vas a practicarlo

Desventajas del branding

Aunque no lo creas, como todo en este mundo, el branding tiene desventajas, no muy graves, pero que hay que tener en cuenta. Una vez que sabemos los grandes beneficios que aporta a una marca, hay que ir más allá y desmenuzar qué consecuencias negativas vamos a sufrir al practicarlo. Todo esto lo hacemos para despertar vuestro espíritu crítico, además de crear un ánimo de ponderación.

  1. Coste

Para practicar un branding óptimo hay que desembolsar mucho dinero. Si no eres una empresa grande, como creo que es así, no tendrás un departamento de marketing y publicidad en tu empresa ¿Me equivoco? Eso significa que tendrás que recurrir a agencias externas, las cuales no se caracterizan por ofrecer servicios de esta índole a un precio económico.

Es obvio que no todos estamos capacitados para practicar este tipo de marketing, por lo que se entiende que haya pocos profesionales dedicados a ello, cuyo trabajo eleva el valor añadido.

  1. Larga duración

El branding no se puede practicar un mes, sino durante un periodo alargado en el tiempo. Con esto quiero decir, que una marca no sobresaldrá por encima de las otras, después de haber estado 2-3 meses promocionándose y dándose a conocer de una forma distinta, en absoluto. Hablamos de años, a no ser que el producto que ofrezcas sea la “repanocha”.

Por tanto, si queremos hacer bien las cosas, mucho me temo que, aparte de desembolsar una gran cantidad de dinero, tendrás que hacerlo durante mucho tiempo para que tenga una efectividad y alcance adecuado.

  1. Menos márgenes

Como es lógico, cuantos más costes tengas en tu empresa, menos beneficios obtendrás, lo que significa que tus márgenes de beneficio se reducen considerablemente. Ojo con esto porque practicar branding no te asegura nada, y si has elegido una mala agencia para llevarlo a cabo, no conseguirás más clientes e, incluso, podrás deteriorar la imagen de la marca.

En este sentido, Xiaomi, la famosa marca de telefonía, ha llegado al lugar en el que se encuentra sin practicar nada de marketing, simplemente con el “boca a boca”. A la compañía le ha salido escandalosamente bien, de tal modo que hace escasos meses plantaron su primera sede en Europa.

Como veis, hay inconvenientes a la hora de practicar branding, lo cual no quiere decir que os animemos a practicarlo porque sus beneficios merecen la pena.